NO TE PIERDAS

lunes, 19 de agosto de 2013

Cortinas para lograr una decoracion adecuada

Permitir que pase la luz o tamizar los rayos que provienen a través de las ventanas puede solventarse con varias opciones, las cortinas son una de ellas.

Amplias, largas, estampadas, lisas, etcétera, éstas decoran cristales de balcones, terrazas o ventanas, lo fundamental, según la época del año, es abrir paso a los rallos del sol o intentar tamizar su entrada a la casa, con el fin de conseguir el ambiente propicio y necesario para cada hora del día.

Las clásicas cortinas también han abierto paso a otras posibilidades que se alejan de lo común sin dar lugar a estridencias, pero sí a un espacio menos convencional, más bello y ligero. Todos ellos configuran la tendencia a evitar que se asomen rieles y barras metálicas por las que correr los textiles, lo que ofrece una percepción más leve del ambiente.
Las propuestas de los diseñadores se concentran en combinar cortinas gruesas con velos de diversos grosores para conseguir un efecto más desenfadado. Las ventanas se lucen con tonos neutros y como una concesión se aceptan ligerísimos estampados. La extensión de las telas sobrepasa los límites del suelo, dejando al final de la ventana los centímetros excedentes. Las cortinas de forma horizontal de tela que se desenrollan son llamadas estores. Estos son el complemento justo para decorar un ventanal. Dejan su estilo más informal, descartan las grecas y dibujos, y se deslizan por el cristal convirtiéndose en elegantes telas desplegadas hasta ras de suelo. La primera opción tiene que ver con los cordones de nudos. Aquí se habla de tiras de colores entrelazadas como si fueran nudos variados, de tal forma que la claridad pasa al área de lectura, evitando sin embargo miradas curiosas hacia el interior. ESPACIOS INFORMALES. Esta opción posibilita crear espacios informales independientemente de lo grande que sea la ventana y también resulta correcta en caso de querer dividir ambientes dentro de una misma habitación, evitando, por ejemplo, que el salón forme parte de la zona destinada al trabajo. A pesar de lo que pueda creerse, la superposición de varios textiles, cuando la estancia es grande es una novedad que aunque dista bastante de ser práctica sí aporta calidez al ambiente y evita poner las pesadas y clásicas cortinas. TELAS SOBRE TELAS. La opción que se lanza tiene relación con la aplicación de las actuales cortinas en un balcón por el que penetra la luz de lleno ideal para conservar  fuertes y sanas las plantas  donde se coordina con telas en rojo a las que se cubren otras en blanco. De esta forma, la luz que entra por la ventana se convierte en halos rojizos, lo que brinda a la estancia tranquilidad y ofrece la luz del atardecer capturada en la pared, y sólo se trata de una ilusión óptica. La pared entelada fomenta el efecto cálido y acogedor, e influye en las telas como decoración. Los contrastes, esa es la última opción de los interioristas, telas con colores oscuros, tanto como la carencia de color, el negro, pero lo suficientemente ligeras como para poder permitir pasar la luz se enfrentan a cortinas blancas con diseños en el mismo color que los estores. Lograr un espacio aséptico donde lo que se desea es que la ventana y su marco no sea protagonista en la decoración se consigue con un estor en color blanco. Las líneas rectas logran dar más espacio al contorno y reducir los detalles que para algunos pueden parecer superfluos.

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright © 2014 Top DECO . Designed by